Encuéntranos
Bogotá
Barrio Andes: Carrera 63 No. 98B-54
Contáctenos
(1) 643 93 63
312 378 01 85 / CEL: 305 734 20 14
Escríbenos
contactenos@segurosbeta.com

LAS EXPERIENCIAS VIAJERAS QUE HAY QUE VIVIR ANTES DE LOS 35

Cotizar mi seguro

LAS EXPERIENCIAS VIAJERAS QUE HAY QUE VIVIR ANTES DE LOS 35

La revista ‘Condé Nast Traveler’ publicó una lista con las mejores actividades para realizar.

Los expertos de la revista ‘Condé Nast Traveler’ publicaron una lista con las experiencias viajeras que no puedes dejar pasar antes de los 35 años. Algunas sugerencias:

Viajar solo
No todos se atreven a viajar completamente solos, pero hacerlo es una experiencia única que te ayudará a conocerte mejor, a crecer como persona y a fortalecer el sentido de independencia.

Estudiar en el exterior
Trabajar o estudiar en el exterior es ideal para los jóvenes que apenas salen de la universidad y están en el mejor momento para seguir creciendo profesionalmente. Una excelente manera de abrir la mente a nuevas culturas y formas de vida y de sumar experiencias y relaciones para futuros trabajos.

Perderse en un paraíso
Buscar un lugar alejado del ruido de la ciudad, preferiblemente ubicado en la Costa, te permitirá aprender a valorar el silencio, la serenidad y la vegetación. En ‘Condé Nast Traveler’ recomiendan lugares como la isla Koh Yao Yai (Tailandia), destino ideal para cumplir este objetivo. “La naturaleza virgen, salvaje y plena de un mar cristalino puede reconciliarte con el mundo y poner tus sentidos a trabajar más que cualquier metrópoli”, aseguran los expertos de la revista.

Irse con poco presupuesto
Hay que aprovechar la energía de la juventud. Los hoteles 5 estrellas se pueden reemplazar por hostales y los trayectos se pueden hacer en medios de transporte populares, lo que te permitirá acercarte más a los pueblos que visites. También existe la posibilidad de hacer ‘road trip’, es decir, lanzarse a la carretera en busca del destino soñado. Viaja sin tiquete de vuelta y sin itinerario previsto. Experimenta con la improvisación –que es la única aventura posible en los tiempos que corren–. Y recuerda: el viaje es más importante que el destino.

Viajes espontáneos
A medida que pasan los años, las responsabilidades se incrementan. De ahí que resulte conveniente embarcarse en un viaje espontáneo antes de los 35 años. “¡Vámonos este fin de semana a tal lugar!”, suele ser el reto que muchos aplauden, pero que pocos se animan a enfrentar. Mientras más joven se es, más sencillo resulta vivir estas experiencias dado que las responsabilidades son menores, las energías sobran y el deseo de aventura es más latente.

Cita textual tomada de: www.eltiempo.com

Certificados